Compartir
Undertale

Aunque la época dorada de Undertale ya pasó, creemos que nunca es tarde para revisarlo una vez más. Cabe destacar que el juego fue creado íntegramente por un solo desarrollador, Toby Fox, hecho que tiene muchísimo mérito. Aclamado por una inmensa cantidad de jugadores y hasta con propuestas de ser juego del año, Undertale es una joya indie a ojos de todos.

Visualmente, Undertale no es una pieza maestra: se ciñe por gráficos de carácter pixelado, aunque usando una estética que ha terminado siendo característica del propio juego. Los escenarios son en color, aunque durante los combates todo es blanco y negro.

La historia tiene lugar en un mundo habitado por humanos y monstruos, aunque estos últimos fueron desterrados al bosque. Frisk, un incauto chico, cae por un agujero y va a parar directamente al hogar de los no-humanoides. Allí conocerá a una inmensa variedad de seres de carácter diferente, con muchos de los cuales se establece una simpática relación. No hay más que ver a Sans o Papyrus.

Undertale

El susodicho, único e inigualable Sans

Los combates son algo muy conseguido: los enemigos pueden ser eliminados, pero también perdonados. Incluso aquellos que son más fuertes que nosotros tienen alguna clase de debilidad. Puede tratarse de contarles un chiste, competir con ellos a hacer flexiones o acariciarlos porque están faltos de amor. Sin embargo, para esquivar sus ataques controlaremos un corazón esquivando toda clase de diferentes y enigmáticos disparos. Cada enemigo es único, y tendremos que descubrir cómo reaccionar con él.

Los finales alternativos eran algo ya inventado, pero Undertale supo sacarle muchísimo partido. El juego se puede pasar de tres maneras diferentes: mediante la ruta neutral, pacífica o genocida. En la primera de ellas podemos ir por libre albedrío, derrotando como queramos a los enemigos. Para conseguir el final pacífico no hay que matar a ningún enemigo, hecho que complica mucho la experiencia (no subiremos de nivel, por ejemplo) pero vale la pena ver cómo cambia todo. Por último, la ruta genocida implica matar a todo quisqui y no dejar títere con cabeza. Advertimos que estas dos últimas rutas vienen cargadas de sentimientos.

¿Qué ruta de Undertale te atreverías a hacer?

Undertale está plagado de secretos, humor, detalles que nunca habrías pensado y mucho por entender. La propia historia del juego se vuelve más compleja y cuesta asimilarla, de modo que es recomendable hacer más de una ruta si es posible. Los jugadores de PC podrán disfrutarlo en Steam por 9.99€ y entenderán por qué es tan famoso un título que parece tan simple a primera vista.

¡Un humano entre monstruos! Analizando: Undertale
Votos:1 | Puntuación:5

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here